Historia

Hace once años el Doctor Jorge Prado conducía por la áreas marginales de la ciudad, observó algunos niños y pensó en la posibilidad de que niños con capacidades y coeficiente intelectual alto que vivían en dichas áreas con riesgo de pertenecer a pandillas tuvieran acceso a una educación de calidad con el idioma Inglés como segunda lengua. Fue entonces cuando lo comentó con colegas, amigos Rotarios y se empezó a trabajar en este proyecto para formar una organización legalmente representada que se dedicaría a realizar diferentes actividades. Se comienza entonces a buscar un lugar adecuado para la construcción del edificio y por último los requerimientos del Ministerio de Educación.

La Embajada de México también se entusiasmó con el proyecto y el embajador en ese momento, Salvador Arriola, se compromete a colaborar. Luego se le dió vida a FUNDAMEX una organización benéfica dedicada exclusivamente a este proyecto, que coordinaría las acciones del Club Rotario y la Embajada de México.

En 1997 se localizan 6,070 metros de tierra en la zona 2 de la ciudad capital, así que se le requiere al alcalde Oscar Berger, en ese momento a cargo de la ciudad, el terreno y la posibilidad de usarlo. Se empiezan las negociaciones y se logra el usufructo por 50 años. La construcción del edificio se inicia en mayo de 1999 bajo la supervisión del Rotario Arquitecto Antonio Guirola quien dona sus servicios. La sección Pre-primaria y Primaria fueron los primeros edificios construídos y se finalizaronen el año 1999. Se contrató el personal adecuado y especializado para iniciar la labor educativa. Se recibieron alumnos que fueron evaluados por diferentes instituciones como guarderías de Bienestar Social y otros. Fue así como el Centro Educativo Rotario Benito Juárez abre sus puertas a finales del año 1999 y su inauguración fue el 13 de enero del año 2000 por el entonces Presidente de la República Álvaro Arzú.